5 tendencias en torno al marketing de contenidos para 2019

John Hall

By John Hall

November 12, 2018
imagen recortada de una empresaria afroamericana que usa una laptop en la oficina

El mundo del marketing cambia día a día. Surgen nuevas herramientas y tecnologías, se dan giros nuevos a las tácticas antiguas, y el listón que mide la calidad sigue aumentando, al tiempo que las audiencias de todo el mundo están expuestas diariamente a una cantidad de contenido muy superior a lo que pueden procesar.

A pesar de todos los cambios acaecidos a lo largo de los años, de algo no cabe duda: el marketing de contenidos llegó para quedarse. De hecho, hace una año se estimó que en 2021 la industria del marketing de contenidos tendrá un valor superior a los 400 000 millones de dólares estadounidenses.

Asimismo, a medida que el marketing de contenidos sigue creciendo y nuestro enfoque con respecto a él se vuelve más maduro, estas cinco tendencias determinarán la manera en que las empresas (y sus audiencias) crearán y consumirán contenido en 2019.

El marketing de contenidos está tomando el lugar del marketing tradicional

En el medio de la rutina diaria, es fácil olvidar que el marketing de contenidos tal como lo conocemos sigue siendo un fenómeno relativamente nuevo. Hasta hace pocos años, los especialistas en marketing tomaban el contenido como un proyecto secundario. Se consideraba más un extra que una cuestión esencial, algo de lo que ocuparse cuando sobraba tiempo, porque se le daba menos importancia que a los proyectos y las responsabilidades más tradicionales del área de marketing.

Eso cambió. El marketing de antes se ocupaba de enviar mensajes unilaterales a los consumidores, pero las marcas exitosas entienden que el marketing de contenidos permite entablar conversaciones y relaciones bidireccionales entre la marca y la audiencia de una manera que no tiene precedentes.

El marketing de contenidos adquirió un rol dominante porque es muy útil para todas las funciones de los equipos de marketing modernos. El contenido es una de las mejores herramientas disponibles para ganar confianza, desarrollar la marca, generar tráfico en el sitio web y buenos clientes potenciales, y todos los aspectos intermedios. El marketing de contenidos es el marketing, y las marcas que conciban el contenido como un elemento central de cualquier enfoque de marketing efectivo —y, en última instancia, de la empresa en su totalidad— estarán en condiciones de tener éxito.

La estrategia se volverá más esencial

A medida que el marketing de contenidos madura, las empresas empezarán a ver su contenido menos como una solución válida para todo y más como una herramienta para alcanzar sus objetivos específicos. El contenido tiene un poder increíble, pero no puede conseguir por sí solo todas las metas empresariales que se establezcan. Estas tácticas requieren una estrategia rectora para maximizar su efectividad y garantizar la interacción con la audiencia.

Cada empresa tiene sus metas específicas, por lo que ninguna estrategia de contenido funciona de la misma manera que otras. No obstante, hay metas generales que son comunes, como la generación de clientes potenciales, el SEO y el liderazgo en el sector; partiendo de esas metas, las empresas pueden personalizar estrategias que estén específicamente diseñadas para conseguir la meta que sea importante para ellas. Las  tendencias en las ventas cambian constantemente, por lo que el contenido tiene un rol fundamental a la hora de atraer nuevos clientes.

Según el Content Marketing Institute, el 65 % de los especialistas en marketing más exitosos cuentan con una estrategia documentada. Una simple evaluación del marketing de contenidos puede ayudar a las empresas a identificar su meta principal y a diseñar una estrategia de contenido capaz de alcanzarla. A medida que la estrategia cobre más importancia, las empresas necesitarán las herramientas adecuadas para alinear las prioridades y documentar sus planes.

El éxito del cliente se convertirá en la nueva frontera

El marketing de contenidos ya se aplica a una variedad de objetivos y necesidades de los diversos departamentos. Los equipos de ventas usan el contenido para reforzar sus argumentos de venta y mejorar la relación con los clientes. Los gerentes de desarrollo de marca usan el contenido para ganar renombre y autoridad comercial. Los encargados de seleccionar personal atraen a los principales talentos publicando contenido en los sitios en línea que frecuentan los mejores candidatos. Las posibilidades son infinitas; y ahora se está abriendo un nuevo canal.

El éxito del cliente se refiere a las maneras en que las empresas ayudan a los clientes a sacar el máximo provecho de sus productos y servicios. En esta era de la personalización, ya no alcanza con cerrar la venta, pasar a la siguiente y ocuparse de las quejas a medida que surjan. Ahora, las empresas necesitan que los clientes se beneficien al máximo con su compra para fomentar el marketing de boca a boca y entablar relaciones más sólidas.

El contenido ayuda a las empresas que están en esta búsqueda a preparar a sus clientes para el éxito. El contenido sirve para mostrar a los compradores el empleo óptimo de los productos y servicios de la empresa, y lleva a los clientes a concentrarse en los aspectos positivos más que en los negativos. Las empresas que cuentan con una estrategia de contenido centrada en el éxito del cliente pueden dedicar menos recursos a apagar incendios y más recursos a hacer crecer sus marcas.

El embudo de marketing cambiará de forma

El embudo de marketing tal como lo conocemos actualmente acepta a cualquiera y a todos, los filtra con procesos de selección y los expulsa al final sin siquiera un saludo de despedida. Son demasiadas las empresas que ven a los clientes como simples guardianes de carteras; mientras tanto, los clientes se sienten ignorados en el mejor de los casos —y en el peor, insultados— al finalizar el recorrido.

Un cambio de actitud y una biblioteca de contenidos de alta calidad vendrán a reemplazar a este embudo tradicional con algo más sustentable (a la vez que eficaz). El embudo se está convirtiendo más en un ciclo permanente que prioriza las interacciones continuas sobre las relaciones transaccionales. Esta mayor atención en nutrir las relaciones, especialmente después de la venta, hace que los clientes tiendan más a permanecer con tu empresa o a volver a comprar tus productos, así como a recomendarla a sus amigos y compañeros de trabajo.

El contenido permite que tu marca haga la transición de proveedor a socio. La realidad es que casi siempre es posible que aparezca un competidor que ofrezca mejores precios que los tuyos. Pero si interactúas con tus clientes constantemente, generas una confianza duradera y entablas con ellos una verdadera sociedad, tendrás mucho más poder de permanencia.

La distribución seguirá siendo el motor del éxito

Incluso el mejor contenido resulta inútil si nadie lo ve. A medida que siga aumentando la saturación del mundo conectado y del mundo real, la distribución del contenido seguirá siendo un componente fundamental de cualquier estrategia de marketing de contenidos aceptable.

Es importante mantenerse actualizado con respecto a las tendencias en las redes sociales ,pero los medios sociales son solo la punta del iceberg de la distribución. El marketing por correo electrónico ayuda; no obstante, las marcas tienen que ir aún más lejos para descubrir los canales de distribución adecuados para sus audiencias específicas. ¿Puedes incluir copias físicas del contenido con ciertos productos? ¿Se puede, quizás, establecer una colaboración entre los equipos de ventas y marketing para abordar ciertas cuentas y poner los materiales relevantes directamente en sus manos? ¿O tal vez sea una charla la mejor manera de compartir tu mensaje con tu audiencia?

Las empresas deben aplicar creatividad y entusiasmo para que su contenido llegue a las personas adecuadas. La distribución pasiva —o, lo que es peor, la distribución que se hace a último momento cuando te das cuenta de que nadie está interactuando con tu contenido— no es suficiente. No desperdicies tu inversión en contenido dejando que tus activos de marketing más valiosos se queden inmóviles.

El próximo año promete más de lo mismo: un aumento continuo de la predominancia del marketing de contenidos. Las marcas seguirán perfeccionando sus estrategias, y los enfoques de contenido carentes de energía ya no resultarán suficientes. Las empresas deben adaptarse para no perder relevancia, y la manera en que los especialistas en marketing identifican las tendencias y responden a ellas determinará el destino de sus organizaciones.

 

Este artículo fue escrito por John Hall para Forbes, y está legalmente autorizado a través de la red de publicación NewsCred. Puedes dirigir cualquier pregunta relacionada con la licencia a legal@newscred.com.

 

¿Estás listo para anunciarte en Twitter?