5 maneras de convertir a los empleados en defensores de tu marca en Twitter

Nick Reese

By Nick Reese

febrero 18, 2019

Todas las empresas quieren que sus Tweets y su contenido sean retwitteados y compartidos por los líderes de opinión, los famosos y los seguidores, de modo tal que su influencia atraiga nuevos clientes para la marca. Sin embargo, las marcas suelen pasar por alto una de las fuentes de influencia más poderosas en Twitter: sus propios empleados.


Tus empleados son los mayores expertos en tu marca y algunos de sus defensores más fervientes. 
Tus empleados ya están activos en Twitter, tienen interés en tu marca y están preparados para promocionar tu contenido a lo largo y a lo ancho, por lo que son los influenciadores ideales.

Recuerda: no es necesario que un influenciador tenga millones de seguidores para ser eficaz; un microinfluenciador, por ejemplo, un empleado que tenga unos miles de seguidores interesados, puede generar más interacciones que un famoso con una base de seguidores más amplia pero menos profunda.
Sin embargo, los empleados no siempre serán defensores por iniciativa propia. Depende de ti ofrecer el incentivo y los recursos que necesitan para hacerlo de manera efectiva.

A continuación, te ofrecemos cinco ejemplos de cosas que puedes hacer para generar empleados defensores en Twitter.

Define las expectativas

Lo primero que debes hacer es comunicar tus objetivos de Twitter a los empleados y explicarles cómo pueden ayudar. Incentívalos a que te sigan en Twitter si aún no lo hacen, y a que retwitteen tu contenido según corresponda. Este también es el momento ideal para compartir la política de redes sociales de tu empresa a fin de que los empleados sepan cómo representar a tu marca y a sí mismos en Twitter. Por último, si tienes empleados que aún no están en Twitter, esta es una buena oportunidad de presentarles la plataforma para que puedan conectarse con su red de contactos y empezar a compartir tu contenido.

Sigue a tus empleados

Las interacciones son bidireccionales. Además de pedirles a tus empleados que te sigan y compartan tu contenido, debes crear una lista de los empleados que puedes seguir. Cuando veas que un empleado twittea sobre tu empresa o sobre las noticias del sector, comparte una imagen de un congreso o retwittea la publicación de un cliente, puedes interactuar con su contenido y compartirlo con tus seguidores. De esta manera, ayudas a tus empleados a convertirse en influenciadores y les das el placer de compartir su contenido.

Proporciónales contenidos aptos para la distribución

Cuando tengas que desarrollar campañas en torno a iniciativas específicas, crearás varios Tweets para usar a modo de promoción. Al hacerlo, no olvides crear el contenido de algunos Tweets para enviar por correo electrónico a los empleados a fin de que lo utilicen en sus propias cronologías de Twitter. Si redactas los Tweets por adelantado y les proporcionas imágenes optimizadas, les simplificarás el trabajo de promocionar tu iniciativa sin obligarlos a pensar en las palabras correctas ni dedicar tiempo a buscar la imagen adecuada.

Cultiva la defensa de tu marca

Algunos empleados tendrán una inclinación más natural a twittear sobre tu empresa que otros, o tendrán una audiencia más participativa. Identifica a los twitteadores principales y ofréceles la oportunidad de ampliar su liderazgo de opinión incluyéndolos en tu estrategia de redes sociales. Por ejemplo, puedes sugerirles que organicen un chat de Twitter en torno a un tema de tu sector, o tal vez puedes ayudarlos a crear contenidos más extensos, como una publicación de blog o un video, que luego puedes promocionar tanto en la cuenta de Twitter del empleado como en la de tu marca.

Tradúcelo en métricas

En algunas empresas o puestos de trabajo, podría tener sentido que la promoción de la marca en Twitter por parte de los empleados sea un requisito que forme parte de la evaluación de desempeño de cada empleado. Sin embargo, en el caso de la mayoría de las marcas, conviene que la promoción por parte de los empleados sea más informal y se fomente a través de incentivos, como obsequiar un vale de regalo al empleado que obtenga más interacciones en una campaña determinada. Sea cual fuera el método más adecuado para tu empresa y tu marca, asegúrate de hacer un seguimiento del rendimiento a lo largo del tiempo, a fin de obtener información útil sobre cómo puedes generar mayor implicación de los empleados de cara al futuro.


Cuando tus empleados comparten tu marca en Twitter, esto puede provocar una mejor experiencia para tus clientes, más disfrute para tus empleados y, lo que es más importante, mejores resultados para tu empresa en la forma de nuevos clientes potenciales, más ventas o más exposición de la marca. Por este motivo, Twitter no debe ser tan solo la responsabilidad de tu gerente de redes sociales, sino que es algo en lo que todos los empleados tienen la oportunidad de desempeñar un papel.


¿Estás listo para anunciarte en Twitter?